Productos a base de CBD, la forma legal del cannabis

El boom del CBD no parece declinar, es uno de los cannabinoides que la ciencia ha tomado como protagonista de cara a la tarea de verificar su uso en el ámbito médico para evitar el gran escepticismo que existe en las plantas de cannabis, conoce sus participación haciendo click en esta página. La verdad es que esta clase de compuestos suele estar asociada con el tetrahidrocannabinol o THC y, aunque es una familia muy unida, de hecho es todo lo contrario en cuanto a su interacción con el sistema nervioso central de los mamíferos. El THC altera la conciencia de la persona; no obstante, el CBD o Cannabidiol a pesar de que también proporciona un estado de relajación, carece de efectos nocivos después de consumirlos.

¿Desde cuándo se sabe de la existencia del CBD?

Como muchos creen, la historia del CBD no comienza en la sociedad moderna. El compuesto ha sido objeto de muchas investigaciones antes de que se afirmara su descubrimiento; incluso existen hallazgos históricos de presencia de fibras de cannabis en tiempos remotos hacia el año 4.000 a.C. Su uso como paliativo natural capaz de combatir una variedad de enfermedades está documentado en las escrituras, aún bajo el desconocimiento de qué compuesto está presente en el cannabis capaz de generar su acción terapéutica.

Luego, en el siglo XIX, William B. O´Shaughnessy, médico irlandeses se centró en el campo farmacológico para dar pie a su investigación, donde el cannabis era la figura principal. Así, allanaron el camino para la investigación de los diferentes cannabinoides que componen la planta. Un hito importante en el estudio se produjo en 1940 por el químico británico Robert S. Kahn. Él nombró a una estructura de cannabinoides vegetales, que resultó ser el cannabidiol o CBD, todo gracias a su experiencia en estereoquímica y nomenclatura de compuestos. Este avance hizo posible separar el THC y el CBD, gracias a un estudio realizado por el químico estadounidense Roger Adams en 1942.

La ciencia no se detiene en comprender los efectos del uso de cannabis, y de 1963 a 1964, Raphael Mechoulam finalmente expuso que el THC era el responsable de los efectos psicoactivos asociados con el consumo de plantas de cannabis. Este argumento científico es el punto de partida necesario para la validación del CBD; por eso ha sido legalmente reconocido como un producto natural que puede aliviar una variedad de condiciones médicas o como complemento de diferentes métodos de tratamiento; sin duda, son aplicaciones en la que el CBD obtiene todo el crédito.

¿Son penalizados los productos de CBD?

El debate sobre el uso del CBD como fuente terapéutica aún no está cerrado, pero el CBD ha sido aprobado por la Organización Mundial de la Salud y la Agencia Mundial Antidopaje. Pese a esto, cada país establece su posición en relación al uso de CBD y sus diferentes productos. La Unión Europea (UE) ha dejado claro el tema sobre la comercialización de productos de cannabis. Y es que, solo entre países miembros, es posible comercializar productos con un alto contenido de CBD y un nivel de THC inferior al 0,2% de forma legal.

España es uno de los países miembros de la Unión Europea y aún no se ha establecido el acuerdo final con respecto al CBD, por lo que está en línea con lo establecido por la UE. Sin embargo, debe quedar claro que los únicos productos que contienen CBD que no están respaldados por la ley son los destinados al consumo humano o alimentario. Si quieres comprar el mejor aceite de CBD y otros productos de cannabis, JustBob es una tienda online disponible en los mercados español y europeo. Los productos de la empresa se benefician de los más altos estándares de calidad además del cumplimiento de las leyes y regulaciones establecidas por las autoridades competentes.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *